Gonz√°lez #568


Enviado por Arturito Panini

Viaje al fin del tedio insoportable un martes a las 3 y media de la tarde

Todos saben de lo que hablo

Nos habremos sentado, casualmente

Prudentes, pero aun así malignos en el silencio:

En la silla roja de pl√°stico magro

Sí, incluso en el suelo con desdicha insuperable:

Y en la silla azul, mirando por la ventana

A Las Cosas Esas y a los transe√ļntes a priori deshechos

Fingiendo no ver a la portadora de nadie nunca:

Y otra desdicha andante con el yeso en el brazo derecho

Agarrando con el otro el insolente poste amarillo

Como quien no quiere ser deslizado directo hacia La Nada nunca:

Cobardía cubierta, pues a veces toca y a veces no toca:

Y la petulante gabardina, inmedible corbata,

Infinita bufanda, agarrando la maleta mugrienta siempre:

Dos se montan y se reconocen, pelo liso y rizado,

Se saludan y sin embargo Hoy hace, amigo mío, un día formidable

Y otro se monta y dice La verdad sea dicha

Las cosas est√°n fatales √ļltimamente y su nariz es una zanahoria

Y uno mira por la ventana pensando Cu√°ndo ser√° mi turno

Y se habla y se escucha, se ignora y se olvida

Y como quien no quiere ser lanzado a través de aquello que mira:

Pensando en secreto, mordiéndose la lengua salvaje

Ojalá otro hueco lo parta, ojalá se parta, ojalá se pudra…